COMENTARIO A CARLOS GARCíA. SOBRE LA POLÉMICA CON PEDRO MONREAL.

Estimado Carlos García:

Estoy al tanto de la polémica que sostienes con Pedro Monreal sobre el llamado “Plan de estabilidad económica para Cuba”.

En primer lugar quiero reconocer el rigor de tus dos artículos, tanto en lo que se refiere a los aspectos positivos que reconoces en este autor, como en los negativos, que para mí tienen mayor peso. Esto me releva, en estos breves comentarios, a justipreciar estos asuntos. También estoy de acuerdo en las distinciones que realizas sobre las posiciones de Humberto Pérez.

Por supuesto que la problemática de la unificación de las tasas de cambio está en el orden del día de la situación nacional e internacional de nuestro país pues afecta la batalla económica y es algo previsto en los Lineamientos, pero en cuanto al cómo y al cuándo, los caminos divergen dada la gran complejidad que nos acompaña en esta región y en el mundo, pues no se trata sólo de la envergadura de los riesgos y peligros que podríamos o no asumir con nuestras propias fuerzas, que materialmente y financieramente no son muchas. Otros países han realizado “reformas”, al parecer imposibles, al disponer de circunstancias histórico concretas muy diferentes.  No podemos olvidar “ni por un tantico así” a quien tenemos delante y que pretende.

Puedo añadir que la propuesta de programa de estabilidad económica para Cuba despierta más dudas e incertidumbres que certezas. Las dudas se convierten en interrogantes sin respuestas. En sus lacónicas y pragmáticas 16 páginas, no se observan cuales son las fuentes teóricas en las que se inspiran estas proposiciones, ni tampoco cuales son los referentes de las experiencias internacionales que tiene en cuenta.

El autor de marras, siendo un conocedor de las relaciones económicas y políticas internacionales, en sus propuestas estabilizadoras hace abstracción de las mismas, consistiendo este un factor importante a considerar. Tal vez sea esta una de las condicionantes que le impida aquilatar el verdadero peso de la contradicción cautela-urgencia en que se encuentra nuestra patria y lo que lo impulse a querer acelerar –24 meses para estabilidad económica de Cuba en tres etapas- los profundos y complejos procesos la Actualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista. 

El autor no acepta que se le declare como neoliberal o cuasi neoliberal y rechaza tener influencia de la reforma y apertura en China. Supongo, que tampoco concuerde que su inspiración sean los nefastos planes de estabilización aplicados en Europa de Este y la antigua URRS, como el famoso plan Shatalin, que sin fundamentos teóricos visibles, en verdad era el plan de transición al capitalismo.
Pero si no es una cosa, ni la otra, qué es. En fin de cuentas Monreal, desde hace mucho tiempo, representa un enigma que en algún momento será descifrado. Es el enigma Monreal.
MsC. Gerardo D. Gómez Moreno,
Profesor Titular de la Escuela Superior del PCC.

Comentarios

  1. No hay que descifrarlo sus propuestas son neoliberales, no se si usted sabe que hasta Jeffrey Sachs el "eminente" alumno de la escuela de Friedman, negaba diciendo que el estaba en contra de las terapias de shock, cuando fue él quien las introdujo en Bolivia, Polonia y Rusia. ¿Quién puede hoy decir que abraza las teorías neoliberales? Absolutamente nadie .
    Como la reforma "progresista" del capitalismo solo puede prosperar en aquellos lugares en que la misma sea compatible con el proceso de reproducción del capital y esa compatibilidad no existe hoy en ninguna parte, no hay otra propuesta que no sea capitalismo puro y duro, pero disfrazado con otra envoltura, recuerde que el éxito que ha tenido el capitalismo hasta hoy ha sido porque ha predicado lo que no ha cumplido. No creo en la estabilidad que propone Monreal, y no es un enigma tan difícil de descifrar.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dos hombres en pugna y el modelo económico en el medio.

La unificación monetaria que viene: 5 preguntas y respuestas.