¿ La alimentación del pueblo cubano depende en realidad del sector privado rural? Esclareciendo conceptos y desmontando un fetiche.


Carlos M. García Valdés.

Argumentos en caída libre.

En un artículo del 14 de diciembre del 2017 cité a Joaquín Sabina que vestido de sabio  dijo:“A falta de esencias sobran los detalles”

Comprendo que al doctor Pedro Monreal le está costando mucho trabajo convencer a los cubanos que para resolver nuestros problemas-que no son los del- hay que transformar el Modelo de tal forma que se limite la propiedad socialista al mínimo y que prevalezca la empresa nacional privada de tipo capitalista. Para tratar de demostrar esta tesis debe probar que la empresa privada es superior. La  endeblez de sus argumentos da lástima porque no provienen de cualquier cubano de a pie sino de uno distinto que tiene un elevado nivel de calificación económica. Hasta se ha exagerado su sapiencia, pero en realidad figura como un académico, por esa razón se amplifica la pena por él.
En el artículo anterior “La fábrica de palabras ofensivas “Patada del ahogado”, refutamos los principales argumentos de Monreal para justificar la prevalencia de la propiedad privada empresarial. De manera sumaria volvemos sobre ellos.

1ro. El estado destruye empleo y el sector privado los genera. Respuesta: a) la generación de empleo no puede ser el principal argumento porque hay otros más importantes como la generación de ingresos, las inversiones, encadenamientos productivos, ciencia y tecnología, gastos sociales, etc; b) el empleo que “destruye” el sector estatal es empleo malo o subempleo y eso para buscar eficiencia; c) con el desarrollo del proceso inversionista el Estado puede generar tantos o más empleos que el sector estatal cuya inversión es mucho más baja que la estatal.

2do. Sanear la empresa estatal buscando estabilidad económica para que la devaluación del peso empresarial no genere grandes traumas. Respuesta: lo que se pretende es privatizar, el verdadero saneamiento presupone el fortalecimiento de los factores de eficiencia de la empresa estatal.
3ro, Con la devaluación del peso van a quebrar una parte importante de empresas estatales que pueden ser el 40 % de ellas. Respuesta: se sobredimensiona el hecho y se sub valora la capacidad de compensaciones entre empresas que van a perder y otras que van a ganar. No se tienen en cuenta otros factores económicos y financieros  que puede poner en juego el Estado. La mayoría de los economistas coinciden con estas apreciaciones.

4to. La superioridad  de la propiedad privada se demuestra en la agricultura que tiene protagonismo en la producción de alimentos. Este es el último de los argumentos del doctor Monreal al que le ha depositado su confianza y creencia de que por la sensibilidad que supone va a convencer a muchos cubanos de que la propiedad privada es la solución de todos los problemas. Es posiblemente el más débil y mezquino de los argumentos.

Desmontando el 4to argumento.

Primero. La agricultura es muy importante, no solamente  para la producción de alimentos sino para producir medios de producción, ingresos en divisas, sostenibilidad del medio ambiente, entre otras ventajas, pero no es el sector que más tributa al PIB, a la generación de ingresos en divisas y a la acumulación socialista.

Segundo. En la agricultura  existen, de acuerdo a la propiedad,  dos grandes sectores: el estatal y el no estatal. Pero este último no puede identificarse con el sector privado, porque incluye el cooperativo conformado por las UBPC y las CPA, ambas socialistas por definición, en consecuencia están más cerca del sector estatal que del privado. Por cuestiones de presentación de la información estadística en ocasiones se le atribuye al sector privado la producción del sector cooperativo. En realidad el sector cooperativo por el nivel de socialización y organización y sus relaciones con el sector estatal es mucho más cercano a este que al privado. Ambos, estatal y cooperativo conforman, desde la economía política, el sector socialista en la agricultura.

Tercero. Es cierto que el sector privado aventaja con creces al estatal en importantes producciones por ejemplo en viandas y hortalizas y en algunos tipos de ganado. Pero dejar la información en estas producciones es un acto de deshonestidad científica. Una cifra o varias  pueden ser veraces pero no suficientes para  demostrar una tesis como en este caso. Veamos, en 2017 la producción de viandas y hortalizas del sector privado representó el 79 % del total, pero la reina de las viandas, la papa, solo alcanzó el 9,8 %, en tanto el sector estatal tuvo una participación del 35,6 % y con el sector cooperativo llega al 90 %.  En consecuencia, la principal vianda del cubano se cosecha en su inmensa mayoría en el sector socialista. Es un dato muy importante que no debe esconderse pues  relativiza el papel protagónico del sector privado en este renglón de la producción de alimentos.

Hay otras cifras que desmienten la tesis del doctor Monreal de que el sector privado es fundamental en la dieta del cubano. El 93 % de los huevos se producen en las entidades estatales contra el 6,8 % de las fincas privadas; el 64 % de la carne bovina y el 67,4 de la de cerdo. Si le sumamos el cooperativo las cifras se incrementan en 73,5 y 68,6 %, respectivamente. El resto muy minoritario en ambos renglones se produce en el sector privado. El 53 % de los cítricos proceden del sector estatal contra el 35, 4 % del privado.   Casi todo el azúcar y  la sal que consumen los cubanos se producen en entidades propiedad socialista de todo el pueblo. Ante estas evidencias el argumento del doctor Pedro Monreal vuela en pedazos. Pero aclaramos que esto no le resta  ni un gramo de importancia al papel de la agricultura privada en la economía y en la alimentación de los cubanos, solo estamos destruyendo la conclusión falsa de que es el sector privado  “quien pone las  calorías y las proteínas en la mesa”. O el doctor está muy mal en cultura nutricional y estadísticas, o lo más penoso, tiene muy bajo el nivel de escrúpulo científico.

Cuarto. El  estado eroga actualmente alrededor de 2000 millones de pesos para la compra en el mercado mundial de alimentos para el consumo humano y animal. Se conoce que alrededor del 60 % de las proteínas de la ingesta del cubano son importadas y también es conocido que la fuente principal del financiamiento de ese nivel de alimentos importados son las entidades socialistas del turismo, exportación de servicios profesionales, níquel y otras empresas estatales. La maltrecha tesis del  doctor del sector privado alimentando a todos los cubanos se ha consumido tanto que apenas  le queda  el “ganchito” para sujetarse.

Quinto. Una parte de la alimentación del pueblo es subsidiada en cerca de 1 000 millones de pesos, nos referimos a “la libreta” y de nuevo las fuentes de ese financiamiento hay que buscarlas en el sector  estatal. No es el sector privado el que financia esa cuota de alimentación popular que aunque mínima es esperada con anhelo en particular al final del mes por una gran parte de los cubanos. Se fue “el ganchito”.

Sexto: También se alimentan los cubanos en las escuelas, hospitales, hogares de ancianos, comedores obreros, comedores populares, en las unidades militares, etc. Ese  financiamiento corre a cargo del estado y sus entidades empresariales.

Séptimo:No es despreciable el aportedel sector campesino privado a la economía cubana y a la alimentación del pueblo,pero también es deudor del sistema empresarial estatal y del estado. Enfocamos este asunto de manera directa, práctica, y actual, no estamos considerando la cooperación y ayuda económica,social y técnica histórica del estado a los campesinos desde la primera ley de reforma agraria en 1959. El Lineamiento 148  establece: “continuar transformando el modelo de gestión, en correspondencia con la mayor presencia de formas productivas noestatales, en el que la empresa estatal agropecuaria se constituyaen el gestor principal del desarrollo tecnológico y de lasestrategias de producción y comercialización.”(…) (El subrayado es nuestro). El 149 ofrece garantías a todos los campesinos: “Lograr que los productores agropecuarios cuenten con un programa de desarrollo, en correspondencia con la estrategia del país. Introducir de forma gradual las cooperativas de servicios en la actividad agroindustrial.” 

El sector privado rural no es un ente ajeno al sector estatal y al Estado que es responsable en determinada medida desus resultados productivos, niveles de eficiencia y desarrollo material, técnico y tecnológico. Un análisis objetivo  de la actividad privada no puede pasar por alto tales contribuciones a las que se le añaden la  política justa de precios de compra y venta de insumos y producciones terminadas, créditos y todos los beneficios sociales y políticos que vienen a ser prácticamente una excepciónen el mundo capitalista.

Recomendaciones al “purista” de la propiedad privada.

Lamentablemente el que nos acusa de puristas de la propiedad no ha demostrado seriedad alguna en sus análisis. Frases huecas y cifras aisladas de un contexto factico, manipuladas, no convencen a nadie.

Defender la propiedad privada sobre la base de cuatro datos, epítetos cómicos y alusión a documentos del partido, que él ha desconocido en sus aspectos esenciales, le hacen un flaco favor a la credibilidad del economista. La refutación de los endebles argumentos del doctor a favor del sector privado en general y del campesino en particular parte de un análisis holístico, en sistema, no de conjeturas y manipulaciones estadísticas.

Es digna de lástima por enclenque y absurda la recomendación que hace el doctor  a los que  ha etiquetado de puristas: “Antes de seguir sermoneando en abstracto sobre el sector privado, los “puristas” de la propiedad deberían tener más consideración con quien pone las  calorías y las proteínas en la mesa.”(Pedro Monreal. “Los “puristas” de la propiedad y la “conceptualización” del modelo cubano”, blog Segunda Cita, 21 de mayo de 2018)

Ya demostramos la fragilidad o más bien lo irracional de esta conclusión. Creo que su autor debería tener más consideración con la ciencia, con la honestidad y la vergüenza académicas, con las decenas de  miles de obreros agrícolas y cooperativistas, con los cientos de miles de agricultores pequeños incluyendo los usufructuarios, y en particular debería respetar más  la inteligencia humana, o lo que es lo mismo, a los lectores.
27 de mayo de 2018.



Comentarios

  1. "le hago al doctor una amable apelación a que trate de resolver las carencias que exhibe en metodología de investigación, en aritmética y en estadística" Al leer compañero profesor esta frase al final del artículo especialmente elaborado para refutarlo a usted del Sr Pedro Monreal "El sector privado y la producción agropecuaria en Cuba: ¿de “puristas” a “negacionistas”?" no hay dudas que tengo algo de razón cuando he afirmado que "Después de años rehuyendo el enfrentamiento directo, observándose de reojo, midiendo las palabras con que se referían hacia el otro y calibrando cada paso dado a fin de no romper el frágil equilibrio existente, éste parece haberse roto entre los dos grupos cubanos, contradictorios y antagónicos, cuyas tendencias políticas, económicas e ideológicas marcan la realidad cubana hoy en día (por un lado el comunista, que usted representa, y por el otro, una amalgama y mescolanza entrecruzada de socialdemocracia y neoliberalismo, entre los cuales sin dudas esta el Sr Monreal)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. He leído con detenimiento el artículo de Monreal y me parece excelente. Hace añicos, con datos irrefutables, lo planteado por el señor Carlos Garcia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy bien que usted vea excelente el artículo de Monreal, pero como la cuestión no es dilucidar la mejor ponencia en un evento, sino contrastar hechos, le pregunto lo siguiente Sr Mauro: sí tal y como dice el Sr Monreal, y lo constata el Anuario Estadístico oficial que él mismo cita "La superficie cultivada en las empresas estatales es apenas el 19% de la superficie cultivada del país", de tal forma que el resto es en las distintas formas de privada y cooperativa y, hasta ahora, Monreal eso es lo que defendía (preponderancia de lo privado en la economía), ¿cree usted que si la actual estructura de relaciones de propiedad en el agro cubano no ha rendido los frutos deseados (vaya a un mercado agropecuario para que lo constate: desabastecimiento, altos precios, oligopolio de unos pocos, etc.) resulte atractiva la idea de privatizar otros sectores (industrias y servicios, por ejemplo) como lo propone el Sr Monreal?. No cree que la política de favorecer el mercado y lo privado ya demostró en el caso de la tierra su ineficacia.
      Gracias

      Eliminar
    2. Lo que ocurre es que el actual "socialismo economicista" que se despliega en Cuba no podrá darle una salida socialista y eficaz a la situación actual de su población donde, la magia del mercado está tratando de suplantar en muchos terrenos a la anterior magia de la planificación, y ninguna de las dos son la solución, por cuanto, el mercado en líneas generales no va a resultar un instrumento de bienestar económico más eficaz para Cuba de lo que ha sido hasta ahora la planificación, puesto que las principales dificultades económicas de la Isla caribeña han provenido, aún provienen y previsiblemente aún provendrán, no de sus mecanismos económicos internos, sino de su posición estructural en la economía capitalista mundial, como parte integrante de su vasta y extensa área periférica. Mientras Cuba y todos aquellos países (la mayoría de la humanidad) que continúan dentro de la ÚNICA división internacional del trabajo que existe, la capitalista, el problema no tendrá solución, aunque desde luego, es más remediable con la segunda (planificación estatal) que con la primera (mercado ciego y salvaje). A lo único que puede aspirar Cuba es a mejorar su posición dentro de la actual compartimentación mundial capitalista del trabajo, pero es improbable que lo logre con resultados sustanciales, ya que llega tarde a un modelo económico enfermo, senil y agotado.
      Saludos desde España, y en especial al profesor García Valdés, que es único (por lo que se ve) que en Cuba hace frente a las posturas neoliberales del Sr. Pedro Monreal y su grupo, al menos de los que dan la cara. Que sepa que tiene a un grupo de antisistemas y anticapitalista de su lado.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dos hombres en pugna y el modelo económico en el medio.

La unificación monetaria que viene: 5 preguntas y respuestas.