Conceptos a Debate. Cuarta Parte


Conceptos a Debate: economía política y construcción del socialismo. (De un libro premiado, no  publicado y que se resiste al olvido.)

Carlos M. García Valdés.
A los lectores.

El primer artículo de la “serie”, “conceptos a debate”  lo dedicamos al concepto de teoría en la que reforzamos nuestros criterios con juicios de notables académicos cubanos como Alfredo González, marcando la diferencia con la visión vulgar y pragmática del doctor pedro Monreal. El segundo aborda la economía política marxista y leninista en su devenir, contentivo de un resumen histórico de la economía política desde la burguesa clásica hasta la actual, subrayándose la tendencia a la vulgarización de esta ciencia por la burguesía internacional,  en tanto la marxista viene a ser una excepción. .El tercero tiene como objeto analizar la relación entre  la ciencia y  la política en condiciones de construcción del socialismo en Cuba. Entre otras cuestiones se diferencian los conceptos de político y mal político y se analiza la relación: economía  política - política económica.
En este cuarto artículo se pone el énfasis en la misión teórico-práctica de la economía política del socialismo en la construcción del socialismo en Cuba tomando como eje central el objeto de estudio  reconstruido de la primera, Al estudio de las diferentes partes o dimensiones de este objeto se dedica la mayor parte de este artículo que también cuenta con el apoyo logístico de prestigiosos  académicos como José Luis Rodríguez y Silvia Domenech.

Como en las anteriores entregas no hemos cambiado ni una coma del texto “Economía, política y ciencia” cuyo contenido, en alguna medida, tratamos de rescatar por su evidente vigencia. Solo se incorporan unas breves notas de actualización cuando las consideramos necesarias.

La economía política y su visión del socialismo

Al estudiar las relaciones de producción en interacción con otros subsistemas de la sociedad tomando en consideración  procesos económicos y sociales esenciales,  y hacerlo con un enfoque político en interés del  mantenimiento y perfeccionamiento del poder político de la clase obrera y demás trabajadores, la economía política  se torna imprescindible en toda economía socialista y para  cualquier   política económica.

La  economía política es la teoría económica por excelencia en manos y en función de los trabajadores y del pueblo en general. A diferencia de otras ramas o especialidades económicas ella no atiende o explica ningún sector o actividad económica en específico, o una  necesidad técnica particular, sino que se coloca  en función de los intereses económicos de toda la sociedad y es un instrumento para la viabilidad y la eficacia de la política económica del Partido y del Estado.
El producto de la economía política no se traduce en conocimientos y habilidades concretas(contabilidad, control, negociaciones, organización de actividades económicas, etc), sino en comprometimientos y convicciones políticas, además de conocimientos económicos, dominio de conceptos y cultura económica.

Si desaparece, se limita o dificulta una especialidad económica dada, de seguro se producirá un retardo o estancamiento  de la rama en cuestión, pero si desaparece o se desatiende la economía política el estancamiento es teórico e ideológico y de mayor impacto social.

“Corresponde a la Economía Política examinar cuales son las regularidades, las leyes económicas, el funcionamiento del mundo de hoy, con el objetivo de ofrecer los instrumentos que permitan adoptar decisiones coherentes con el objetivo socialista.” (José Luis Rodríguez; Contracorriente 15-18, 1999, p 117)

Con el derrumbe del Sistema Socialista Mundial el tradicional objeto de  la  economía política del socialismo, consistente hasta el momento en el estudio de relaciones y formas establecidas en las que se favorecían sobre manera la experiencia soviética y en menor medida la de los países socialistas europeos, sufre tal impacto que  en esencia  se desarticula.

Es lógico que al identificarse lo particular con lo general ante la liquidación de una experiencia particular o concreta quede la sensación de un vacío o daño  irreparable.

Sin embargo no es el objeto lo que ha desaparecido sino la visión que de él se tenía o se impuso prácticamente a la fuerza. En realidad lo que sucedió y sucede es que el objeto de estudio de la Economía Política del Socialismo se ha complejizado y pluralizado, se trata de un objeto nuevo o emergente utilizando el término de Silvia Domenech. (1)

Objeto emergente de la economía política del socialismo
o    Sistema económico del socialismo como ideal
o    Análisis crítico de la experiencia soviético-europea
o    Análisis fracaso de la experiencia
o    Análisis de la experiencia de China y VietNam
o    Análisis de la experiencia cubana.

La economía política del socialismo surge de la crítica al capitalismo, se concibe en primer lugar como la posibilidad de que a nivel mundial se establezca  un nuevo  modo de producción basado en la propiedad colectiva de los medios  de producción  y en la distribución de las riquezas en beneficio del hombre y su desarrollo pleno. Esa nueva economía debería ser planificada y desterrar de una vez y para siempre la explotación de un grupo grande de personas por una minoría propietaria de la mayoría de las riquezas.

La visión clásica del socialismo su forma de surgimiento y desarrollo no tiene por qué morir porque en un momento determinado y bajo ciertas circunstancias surgió una experiencia no concebida o esperada al menos de la manera en que se dio, diferente a las premisas concebidas.

Es motivo u objeto de estudio permanente aquel conjunto de tesis y presupuestos teóricos nacidos de la profunda crítica del modo de producción capitalista y del análisis científico del desarrollo de la sociedad humana desde sus formas más primitivas a las llamadas civilizaciones contemporáneas.

En la actualidad, el interés que puedan tener las tesis desarrolladas por Marx, Engels y posteriormente Lenin, no radica en su asimilación acrítica y extemporánea, mucho menos en su adopción como recetario, sino en el estudio y aprovechamiento de todo lo racional que contienen, de su componente educativo y preventivo, para no cometer errores que ellos previeron o experimentaron, y finalmente utilizarlas de trampolín en el ascenso a nuevos conocimientos y en la teoría en función de la práctica constructiva del socialismo.

Como botón de muestra se relacionan algunas  tesis  de interés tratados y desarrollados en mayor o menor medida por Marx, Engels y Lenin.
  • El comunismo  como el movimiento real que anula y supera el estado de cosas actual, no como algo que debe implantarse o como un ideal prefijado  
  • La necesidad de pasar de la transformación de la naturaleza por los hombres a la  transformación de los hombres por los hombres.
“Hasta ahora no hemos examinado más que un solo aspecto de la actividad humana: la transformación de la naturaleza por los hombres. El otro aspecto es la transformación de los hombres por los hombres...

C. Marx y F. Engels .OE, tomo I, p35
 La particularidad de la apropiación comunista a partir del objeto, sujeto y modo de la apropiación   El cese de la anarquía  de la producción y el establecimiento de una  economía planificada para el bienestar de todos los miembros de la sociedad y el desarrollo armonioso de sus capacidades físicas e intelectuales
  •  La distribución del productos social global en 7 grandes destinos que incluye la satisfacción de las necesidades colectivas y la atención a los discapacitados
  • Las dos formas de distribución, según el trabajo y según las necesidades
  • Los grados de madurez del comunismo, lo común y lo diferente
  • Lo complejo del período de transición y la necesidad de diferenciar otros pequeños períodos para la aplicación correcta de las tácticas y políticas
  • La obligatoriedad del trabajo, la disciplina consciente y férrea del  trabajo y la necesidad imperiosa de elevar la productividad del trabajo
  • El control y la contabilidad populares
  • La necesidad de alcanzar en el socialismo una productividad social del trabajo superior a la del capitalismo
  • El papel económico del estado 
  • La asimilación de capitales y conocimientos de los capitalistas y la regulación del mercado y la pequeña producción mercantil
  • El progreso técnico y tecnológico, el trabajo complejo, el desarrollo integral de la personalidad como fuentes de la categoría capital humano.

Estas y otras  tesis tienen plena vigencia no solo por la comunidad con  situaciones  actuales sino porque muchos  de estos problemas han tenido y tienen  en la construcción del socialismo un pobre o deficitario desempeño y se mantienen como disciplinas pendientes de solución.
La segunda gran vertiente del objeto recompuesto de la economía política que debe ocuparse del socialismo  es el análisis a profundidad de la experiencia abortada de construcción  del socialismo. Esta experiencia no se puede amputar del objeto de estudio de la economía política porque ese socialismo existió y mostró en múltiples aspectos  ser superior al capitalismo, dejó conceptos y prácticas aplicables y una amplia literatura, incluso sobre temas que ahora se apropian los economistas y politólogos burgueses.

Pero hubo problemas teóricos y políticos que se tradujeron en prácticas erróneas y hasta fatales. Los errores no sólo fueron de carácter instrumental o de funcionamiento sino errores de política y errores de ciencia. Son cuestiones que se han estudiado pero no suficientemente y ello entronca con el problema de las causas del derrumbe que también debe incorporarse con fuerza al debate y al objeto de la economía política.(2)

“En relación con la economía política del socialismo, yo diría en primer lugar, que tenemos que hacer una reevaluación crítica de todo lo que se hizo en los países socialistas durante los años de existencia  del socialismo, con todos los defectos que se le puedan atribuir. Todas estas experiencias hay que analizarlas críticamente .” (José Luis Rodríguez, Contracorriente  Nos. 15 al 18,  1999, p 121.)
Otra perspectiva  es el estudio de las posibilidades del  surgimiento del socialismo en  un futuro o al menos fuertes oposiciones sociales y políticas a las formas más descarnadas del capitalismo. No ha caducado la tesis de Lenin acerca de los múltiples caminos para llegar al socialismo y posteriormente mantenerlo y desarrollarlo, todo lo contrario, en la actualidad tiene más vigencia que nunca porque las condiciones  mundiales han cambiado y el capitalismo se ha hecho mucho más fuerte y agresivo pero también mucho más contradictorio y en consecuencia vulnerable.

La experiencia  de la República Bolivariana de Venezuela y la decisión de su presidente, el compañero Hugo Chávez de marchar hacia un nuevo socialismo, “el socialismo del siglo XXI”, abre una nueva expectativa para el socialismo, por ahora en América Latina. El solo planteamiento político abre una ventana a la reflexión teórica, al debate académico, al análisis científico que reclamaba el Che ante pronunciamientos  de carácter declarativo.

Habría que preguntarse si se trata del socialismo del siglo XXI o del socialismo en el siglo XXI porque la primera denominación subraya la ruptura pero desconoce, al menos formalmente, la continuidad. De todas formas lo importante es ha surgido una nueva experiencia que  muestra que la socialización socialista puede realizarse con mecanismos nuevos,  diferentes a los establecidos teórica y prácticamente.

El estudio de las contradicciones y tendencias del capitalismo ha de asumirse por la economía política del socialismo que también debe incluir los pronósticos o aproximaciones a los nuevos modelos de economía socialista por regiones y países. No se trata de ciencia ficción sino de incorporar la previsión o la proyección futurista al objeto de estudio de las ciencias sociales y hacerlo con nuevos enfoques privilegiados por las nuevas técnicas prospectivas.

“El cambio del concepto de futuro, relacionado antes con el desenvolvimiento evolutivo de lo prefijado desde el presente y hoy, con el diseño de opciones múltiples, donde lo importante son los fines.”( SilviaDomenech, Economía y  Desarrollo/ 1/03, p 107   )

Por  último,  y no por ello menos importante, hay que contemplar el estudio de las experiencias  que no sucumbieron al derrumbe del socialismo y que su  sola presencia actual es el mayor aporte a la teoría y práctica de la construcción del socialismo. Quizás lo más  significativo es  en los tres casos ( China; VietNam y Cuba ) que  son países que partieron del subdesarrollo y en mayor o menor medida han sufrido el ataque directo de las manifestaciones más reaccionarias del capitalismo encabezadas por el imperialismo norteamericano.

Solamente en China y VietNam la economía política y su visión del socialismo tiene un enorme campo pues se han hecho riesgosos cambios o reformas estructurales desde la propiedad y el mercado distanciándose del capitalismo en aspectos esenciales como el poder político, la política social y un sector de propiedad social.

(Nota: 11 años después de escrita esta observación los cambios asociados a la propiedad privada capitalista y al mercado que le es consustancial se han profundizado. Es muy  importante no pasar por alto este hecho porque las condiciones geopolíticas de Cuba son muy diferentes algo que no parece que tengan en cuenta algunos economistas cubanos)

En el caso cubano habría que sistematizar   la experiencia de 45 años de construcción del socialismo lo que es un trabajo que no puede hacer otra ciencia social aunque tampoco  la economía política aislada de las demás ciencias sociales.

Especial interés tienen las transformaciones de los noventa que afectan todos las relaciones de producción y los elementos superestructurales de la sociedad, y particularmente  la proyección social de la política económica a partir del 2000 asociada a lo que se le ha llamado “Batalla de ideas”, concepto que sintetiza la dialéctica entre la política, la economía y la ciencia revolucionarias. Las transformaciones del XXI son de una nueva generación con otras causales, objetivos e instrumentos. Son cosas nuevas que hay que estudiar, la retórica de los 90 no sirve para explicar los fenómenos de la 1ra década del nuevo milenio.( Nota de actualización: Fiel al concepto de no modificar el contenido del texto he mantenido este juicio. Ahora en otras condiciones enfocaría el tema de otra manera. En textos posteriores he enjuiciado la “batalla de ideas” de forma más equilibrada a la vez que reconozco la conexión entre las transformaciones de los 90 y las correspondientes al proceso de Actualización del modelo económico y social)

Por cierto que sobre la economía cubana contemporánea ( década de los 90  ) se ha escrito un voluminoso dosier de monografías que  contienen una información importante para rastrea los acontecimientos actuales y para almacenar en la memoria histórica, pero que en términos globales adolece de  un marcado empirismo y enfoque anecdotario o cronista. Para  partidarios de este “economics” cubano  revolucionario las categorías de propiedad, planificación y otras son abstractas y lo que no se ajuste a una descripción fundamentada de hechos es desestimada. El enfoque de la economía cubana, desde la economía política, es hasta ahora más un desafío que una realidad.( Nota de actualización: A diferencia del espíritu de la nota anterior en esta ocasión quiero subrayar la vigencia de este juicio, con la única duda en cuanto al término “revolucionario”. No hay mejor ejemplo del enfoque pragmático de la economía que los artículos del doctor Monreal, algunos de ellos citados en las anteriores entregas)

La economía Política del socialismo como pilar teórico, político e ideológico de la concepción socio económica del socialismo en   construcción.

Analizado de  la manera expuesta en  estas 5 vertientes  el objeto de estudio de la economía política del socialismo, ésta adquiere una marcada  importancia y hay que verla en toda su emergencia o como  la dialéctica de la necesidad y la posibilidad. Una de las funciones de cualquier ciencia y teoría es formular anticipaciones con cierto grado de  fundamentación, definir conceptos y elaborar concepciones.

No podemos esperar a que el socialismo lidere en el mundo o en parte de él para comenzar a hacer  su  teoría  económica, porque se le harían  grandes concesiones con su inevitable costo, a la  improvisación, a la anarquía, y ante todo  al capitalismo.

Está probado que se puede avanzar en la construcción del socialismo  sin una teoría completa, sin un manual o programa escrito y desarrollado en detalles, pero también es cierto que llegado un momento o nivel determinado, la sistematización de los conocimientos y las concepciones definidas no sólo van a contribuir al desarrollo, sino que se van a convertir en una condición importante para ello.(Nota de actualización: En los documentos del VII Congreso del PCC, en particular en la Conceptualización del Modelo y en las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social se materializa esta sentencia.)

La economía Política del socialismo es uno de los pilares teórico, político e ideológico de la concepción socio económica del socialismo y su construcción.

“Es necesario, subrayar ante todo el carácter de ciencia social de la economía que estudia relaciones sociales y enfrenta fenómenos humanos muy complejos; subrayar su carácter integrador y estudiarla, en consecuencia quizás, como economía del socialismo emergente-que surge, que ocurre, resultado de interacciones de diferentes niveles de diferenciación de la realidad. Y  también la economía política del socialismo emergente.” (Silvia Doménech, obra citada, pp 106-107)

Ante la ofensiva de la matematización y formularización de las ciencias económicas,  que bajo la pretendida desideologización defienden en esencia los valores egoístas, pragmáticos yanti solidarios  del capitalismo, se impone más que nunca la reconstrucción de la Economía Política que, todo lo contrario, defienda el socialismo y sus valores de solidaridad y justicia social.

20 de mayo de 2018.

(1) Ver Silvia Doménech , Un enfoque metodológico para el estudio de la economía cubana. Revista economía y desarrollo No 1 del 2003.

Comentarios

  1. Gracias compañero profesor por compartir una pequeña sinopsis de su libro “Economía, política y Ciencia” de 2007 aún inédito.
    Le comento algo: con las grandes posibilidades que existen hoy de compartir y socializar los conocimientos, no se queje por el hecho de que no lo hayan publicado, le animo a que utilice la red para difundir sus acertados criterios. ¿Por qué a Monreal se le conoce? Porque el grupo del que forma parte tiene varios sitios web donde difunden sus ideas, ¡incluso Rebelión!, el sitio web por excelencia de la izquierda en lengua castellana, y no lo veo mal, al contrario, es bueno que contrasten sus ideas, pero aprecio que se les contrasta poco. A pesar de vivir en España y de estar alejado de la realidad cubana, que conozco solo por mis visitas a la Isla, considero que es importante hacerle frente a este grupo de liberales porque: 1. Cuba es uno de los pocos lugares donde el socialismo aún se puede salvarse; 2. porque el modelo que difunde Monreal y su grupo no tiene nada que ver con el socialismo, y 3. porque el mundo se encuentra hoy en una fase donde, la imposible continuación del capitalismo como sistema, abre la posibilidad del surgimiento de un sistema distinto, por tanto, hay que desterrar conceptos añejos que no tienen nada que ver con una nueva sociedad de la que Che hablaba. Monreal es un gran simulador, formado inicialmente en Cuba, pero pertrechado por la élite mundial, la misma élite responsable de tener el mundo en el caos en que se encuentra, para influir en el cambio post Fidel Castro en la Isla caribeña en favor de esos intereses. En Cuba hay muchos ingenuos y la ingenuidad se paga...y cara, a veces irremediablemente. Dirija sus artículo a esta dirección de Rebelión, cuba.rebelion@gmail.com para que sus opiniones lleguen a un círculo de lectores más amplio. Incluso le sugiero que cuando publique en el Blog, una copia del mismo la envíe a Rebelión.
    Saludos cordiales desde España de un amigo solidario de la Revolución Cubana.
    Si puedo serle útil en algún texto o artículo actual sobre el capitalismo contemporáneo del cual esté interesado puede escribir a la dirección diosdadorojasferro@gmail.com y trataremos de ayudarle. Nunca dude que la victoria será nuestra.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dos hombres en pugna y el modelo económico en el medio.

La unificación monetaria que viene: 5 preguntas y respuestas.